“La mujer está más dispuesta a dejarlo todo por amor”

ENTREVISTA A VIRGINIA VALDOMINOS EN “DIARIO DE ALCALÁ”

Por Laura Arribas – miércoles 1 de septiembre de 2010

diarioalcala

Virginia Valdominos, psicóloga psicoanalista, destaca que las terapias de pareja son las más demandadas en su consulta.

Se especializó en la terapia de pareja porque asegura que es un campo muy bonito e interesante. “Es un tema muy complejo, si un individuo solo ya es difícil de psicoanalizar, imagínate a dos personas que caminan juntas”, explica Virgina Valdominos. Esta psicóloga decidió optar por el psicoanalismo· hace cinco años y abrió su consulta en la calle Santiago, 38. Una clínica en la que atiende cualquier tipo de problema y realiza ciclos mensuales sobre psicología, con entrada libre, como el que celebró ayer sobre el amor y las relaciones de pareja. Asimismo, es miembro de Juventud Grupo Cero, que organiza conferencias enmarcadas dentro de este ámbito en la UAH.

Actualmente, ¿cuáles son los principales problemas en las relaciones de pareja?
Hay muchos. Podríamos decir que uno de ellos es la ideología incosciente sobre la pareja, es decir, pensar que la otra persona te pertenece –y aquí es cuando aparecen los celos– o creer que por el hecho de que dos personas estén juntas ya deben ser iguales –en este caso se desarrolla la teoría de la media naranja–. Otro problema común es el de la comunicación: o no escuchar al otro o pensar que si tiene opiniones distintas a las mías se trata de una crítica. Asimismo, considerar que tu pareja es tu psicoanalista es otro de los problemas. No se puede utilizar al otro como un paño de lágrimas o contarle todo lo que nos pasa.

¿Acuden muchas parejas a su consulta a resolver sus diferencias?
Sí, las terapias de pareja son las más demandadas. Cada vez las parejas están más abiertas a recibir ayuda, y vienen de todas las edades. Han comprendido que no hace falta estar enefermo para psicoanalizarse.

En una pareja, ¿quién es el miembro que entrega más de sí mismo?
La mujer siempre está más dispuesta que el hombre a dejarlo todo por amor, pero no porque nadie la obligue, sino que está dentro de la función femenina. El engaño está en pensar que lo hace por él, pero realmente el deseo de hacerlo está en ella. Y eso ocurre porque a la mujer le cuesta más amar; ella prefiere ser amada.

¿Y a la hora de solucionar los problemas, también es la mujer la que da más su brazo a torcer?
No es cuestión de sexo. Por la reacciones que tienen las parejas en la terapias, habitualmente hay una persona más interesada en arreglarlo que la otra. Además, a veces hay personas que acuden solas porque su pareja no quiere hacer terapia o casos en los que comienzan juntos y sólo la acaba uno.

Cada vez hay más divorcios, ¿ya no nos entendemos?
(Risas). En este momento se me ocurre la gran frase de Groucho Marx: “El matrimonio es la principal causa de divorcio”. Es cierto que hay muchos divorcios pero la gente también se sigue casando. Lo que ocurre es que hay gente que se empeña en cambiar lo que va bien; repetimos historias de otras vidas que conocemos, como los modelos familiares –la vida que han llevado nuestros padres–, y nos obcecamos en seguir su ejemplo.

¿Qué tiene el verano que destruye tantas parejas?

¿Existe la relación perfecta?
La perfección no existe, por lo que no hay ninguna pareja perfecta. Pero tampoco imperfecta, ya que cualquier relación se puede transformar. Es un trabajo diario.

A veces las parejas no están acostumbradas a hablar, a comunicarse. Al pasar tanto tiempo juntos en las vacaciones surjen los conflictos por esta falta de comunicación.

La angustia

Huir ¿de qué huye el hombre sino de su propia luz? 

(Miguel Oscar Menassa)

En este artículo vamos a hablar de la angustia, síntoma del que se quejan la mayoría de los enfermos nerviosos como de su más terrible sufrimiento. Tiene gran importancia ya que puede ser de extraordinaria intensidad y llevar al enfermo a cometer grandes insensateces.

Todos nosotros hemos experimentado alguna vez la angustia, aunque haya sido una sola vez.

El psicoanálisis se dedica a estudiar la angustia utilizando hipótesis psicológica ya que no se puede dar una explicación satisfactoria de la angustia utilizando explicaciones biológicas.

Leer más

Los actos fallidos

… Y es que quién no ha padecido alguna vez esos pequeños “accidentes” de la cotidianidad aparentemente casuales e irrelevantes. Los olvidos de nombres que nos resultan familiares y que si otra persona pronuncia reconocemos al instante; el olvido de propósitos o promesas que después de un tiempo recordamos inesperadamente; la pérdida de objetos que estamos seguros habíamos colocado en algún lugar o esas sutiles equivocaciones que experimentamos al hablar, al escribir o al leer.

¿Pero, cuál es el motivo de que esto suceda?

Leer más

Los lapsus, los olvidos, las pérdidas de objetos, ¿tienen un sentido?

Es por todos sabido que se producen en todos nosotros unos fenómenos muy frecuentes y conocidos que no pueden considerarse patológicos y que, por ello, han sido poco apreciados desde la investigación psicológica. Nos estamos refiriendo a aquello que conocemos como funciones fallidas o actos fallidos.

Bajo esta denominación encontramos varios tipos de fenómenos: las equivocaciones orales o lapsus linguae (cuando una persona dice una palabra por otra), equivocaciones en la escritura (cuando uno escribe una cosa diferente de la que pretendía), equivocaciones en la lectura (cuando uno lee una cosa diferente a la que está escrita), falsa audición (cuando se escucha algo diferente a lo que ha sido pronunciado).

Leer más

El sentido de los síntomas

CICLO DE CONFERENCIAS UAH

7 de MAYO de 2009

LECCIONES INTRODUCTORIAS AL PSICOANÁLISIS.

EL SENTIDO DE LOS SÍNTOMAS

Muy buenos días a todos y bienvenidos a la tercera de las conferencias de este ciclo “Lecciones Introductorias al Psicoanálisis”. El título de la conferencia de hoy es “El sentido de los síntomas”.

Ya vimos en la primera conferencia del ciclo que el estudio de las funciones fallidas lleva a la conclusión de que son auténticos fenómenos psíquicos completos con un sentido y una tendencia. Son consecuencia de un conflicto psíquico entre dos tendencias (una perturbada y otra perturbadora) que dará lugar a un producto transaccional. Este descubrimiento trae consigo una modificación de la concepción del mundo, hallando que el hombre normal aparece movido por tendencias contradictorias, los acontecimientos “casuales” quedan limitados (ni siquiera la pérdida de objetos lo son), resultando nuestra torpeza un disfraz de nuestras intenciones ocultas. La voluntad del sujeto intervendría incluso en accidentes graves que de otra manera quedarían adscritos a la casualidad.

Leer más