Enfermedades psicosomáticas

Enfermedades Psicosomáticas. Psicoanálisis y Medicina.

Cuadro: “Las dos Fridas”, de Frida Kahlo. 

Existen algunas problemáticas que, aunque se manifiestan en el cuerpo, tienen un importante componente psíquico, por lo que, además del tratamiento orgánico, para curarse, requieren  de la intervención de un tratamiento psicoanalítico.

Este es el caso de enfermedades como:

  • Anorexia, bulimia, obesidad.
  • Palpitaciones, mareos, hipertensión.
  • Hipocondría
  • Úlcera, gastritis, dolor de cabeza.
  • Asma y otro tipo de alergias.
  • Enfermedades de la piel.
  • Trastornos menstruales, menopausia.
  • Enfermedades crónicas.
  • Colon irritable. Colitis ulcerosas. Enfermedad de Crohn.
  • Enfermedades autoinmunes (Lupus, artritis reumatoide).
  • Cáncer: Apoyo a pacientes y familiares.

 

Consulte a un profesional.

{ckform Formulario1}

Inseguridad, baja autoestima

BAJA AUTOESTIMA

La autoestimación es, como su propio nombre indica, la estima que uno se tiene a sí mismo. Hay personas que se estiman mucho, pero se estiman muy mal. Por eso es conveniente psicoanalizar la relación que uno tiene consigo mismo y sus relaciones.

Una parte de nuestra autoestima es primaria, es decir es un residuo de nuestro narcisismo infantil. Otra parte, procede de la omnipotencia confirmada por la experiencia (cada vez que en la realidad se cumple nuestro ideal). Y una tercera, proviene de ser correspondidos por nuestros objetos de amor.

Todo lo que una persona posee o logra, cada residuo del sentimiento de su primitiva omnipotencia infantil, confirmado por su experiencia, ayuda a incrementar su autoestimación.

La autoestimación guarda una íntima relación con el amor hacia uno mismo.

En la vida erótica el no ser amado disminuye la autoestimación, y el serlo, la

incrementa. Además se observa que la dependencia al objeto amado disminuye la autoestimación: el enamorado es humilde. El que ama pierde, una parte de su narcisismo, y sólo puede compensarla siendo amado.

La percepción de la impotencia, de la imposibilidad de amar, a causa de

perturbaciones físicas o anímicas, disminuye extraordinariamente la autoestimación.

La fuente principal de este sentimiento es el empobrecimiento del yo. La baja autoestima también puede estar en relación con la culpa y los procesos melancólicos, que suelen acarrear un castigo.

Si usted padece algunos de estos síntomas, se autodenigra, se infravalora, no se quiere, siente inseguridad, falta de confianza en sí mismo, comience su psicoanálisis.

El tratamiento psicoanalítico es muy eficaz para revalorizarse, mejorar sus relaciones sociales y mirarse mejor.


Solicite cita previa en el 911257747.

 

INSEGURIDAD, DUDAS

La inseguridad es un sentimiento que puede estar sobredeterminado por diferentes estructuras psicopatológicas (una represión obsesiva, una fobia histérica) como resultado de tendencias opuestas en el sujeto que se invalidan entre sí. La duda es una apariencia de esa transacción de fuerzas. Pone de manifiesto la ambivalencia existente en el sujeto psíquico, que quiere y no quiere las mismas cosas al mismo tiempo.

Caer en la cuenta de la complejidad de los procesos psíquicos es difícil para algunas personas y por eso dudan de todo. Otras dudan de todo para no dudar de sí mismas.

En psicoanálisis el paciente puede hablar libremente y asociar las ideas hasta llegar al núcleo del problema. Comenzar un psicoanálisis es signo de salud.

Solicite cita previa.


Puede plantear su consulta a través del siguiente formulario:

{ckform Formulario1}

Cuándo comenzar su psicoanálisis

¿QUÉ ES EL PSICOANÁLISIS?

  • El Psicoanálisis es la ciencia de lo inconsciente, la ciencia del lenguaje habitado por el sujeto.
  • El psicoanálisis permite hablar al paciente, para producir una nueva manera de relacionarse con el mundo, con la pareja, con los amigos, con el trabajo, con el dinero, consigo mismo.
  • La enfermedad es una posición de la que se puede salir con un trabajo.
  • Los síntomas siempre tienen un sentido, nos dicen algo. El psicoanalista, con su escucha especializada, puede entender ese mensaje que se transmite en los síntomas, en los sueños, en los olvidos.
  • Para el psicoanálisis una persona sana es aquella capaz de amar y trabajar.
  • Psicoanalizarse significa, más allá de acabar con el síntoma, más allá de transformar la enfermedad, construir un sujeto que no precise de la enfermedad, transformar la máquina de hacer síntomas.

¿QUÉ ES LO INCONSCIENTE?

  • Lo inconsciente es lo que nos hace sutiles, especiales y semejantes, pero diferentes.
  • Es nuestro deseo.
  • Lo que nos mueve en la vida.
  • Lo que nos hace humanos.
  • Lo que decimos de nosotros sin darnos cuenta.

¿POR QUÉ PSICOANALIZARSE?

  • Contratar a un profesional capaz de leer los procesos inconscientes, le permite tener un aliado de su propio deseo. Imagínese cuántas cosas en la vida se oponen a sus deseos, pues a veces es uno el que más se opone a sí mismo.  
  • El psicoanalista le interpretará cada vez que eso suceda, para que juegue a su favor y pueda ser feliz. Será su principla aliado.

Psicoanalisis_Libertad

 ¿QUÉ ES LO QUE VA A CAMBIAR SI ME PSICOANALIZO?

  • Su vida. Que comenzará a ser suya y no de la enfermedad o de los otros.
  • La mayoría de las veces un pequeño cambio en la realidad psíquica produce grandes cambios en la realidad material.

¿QUÉ TENGO QUE HACER EN LAS SESIONES?

  • Hablar con libertad.

¿QUIÉN PUEDE PSICOANALIZARSE?

  • Usted.
  • Si está leyendo esto tal vez lo necesita o lo desea.
  • El síntoma, la enfermedad puede ser una buena excusa para comenzar un psicoanálisis: la curación se producirá en el camino hacia sí mismo.

 ¿CUÁL ES EL PAPEL DEL PSICOANALISTA?

  • Permitirle al sujeto ser del lenguaje para que pueda conocer su deseo y no precise de la enfermedad o del síntoma para ser.
  • El psicoanalista se forma y trabaja para que usted pueda psicoanalizarse y pueda construir su vida, su salud y su felicidad.

¿ES CARO EL PSICOANÁLISIS?

  • No.
  • Lo caro es la enfermedad, el dolor, la insatisfacción y la tontería.
  • Existen, además, promociones especiales para los pacientes que lo necesiten.

 ¿CUÁNDO COMENZAR MI PSICOANÁLISIS?

  • Hoy puede ser un buen día.

Trastornos Alimentación

Trastornos_alimentarios

Los trastornos de la alimentación no son sólo trastornos del comer sino trastornos del deseo. La falta de apetito, las compulsiones y los vómitos, los atiborramientos de alimentos ricos en azúcares y grasas, tienen un sentido.

La función nutricia no es exclusivamente una función de conservación del individuo sino que el primer alimento, la leche materna, inaugura también el goce de la boca. La oralidad va más allá de la función de conservación del propio cuerpo y sobre ella. El hambre, como necesidad, montado sobre el amor, establece la demanda de ser alimentado. Primer contacto de amor del humano con otro humano: ser alimentado por amor para no morir. Encuentro de demandas porque la demanda de ser alimentado se encuentra con la demanda de dejarse alimentar. Así la demanda deja de ser demanda de alimento para convertirse en demanda de amor.

Los trastornos de la alimentación son complejos desórdenes psíquicos en los que queda afectada la función del comer y el órgano de la boca (boca, labios, lengua, esófago, estómago, esfínter estomacal, etc.) pero en los que hay afectado algo más en el sujeto y donde el goce fundamental en juego es el goce oral.

En psicoanálisis el paciente puede curarse aprendiendo a gozar de la boca en transferencia analítica.

Algunos de los trastornos de alimentación más frecuentes son:

ANOREXIA:

El paciente ha disminuido considerablemente la ingesta de alimentos, come poca comida y pierde peso. En función de lo que el paciente dice de su síntoma, puede tratarse de una:

– Anorexia histérica

– Anorexia paranoica

– Anorexia depresiva

Y en función de cada caso el TRATAMIENTO PSICOANALÍTICO PARA LA ANOREXIA seguirá las pautas adecuadas a su singularidad.

BULIMIA:

El paciente se relaciona con la comida siguiendo un patrón de atracón de alimentos altamente calóricos seguidos de fuertes sentimientos de culpabilidad e intentos de borrar lo sucedido mediante provocaciones del vómito o fases de no atracones o laxantes.

El TRATAMIENTO PSICOANALÍTICO DE LA BULIMIA permite al paciente elaborar esa particular forma que tiene de relacionarse con la realidad.

OBESIDAD:

La obesidad es un grave problema de salud y no sólo una cuestión estética. Aumenta en 12 veces la mortalidad del que la padece e incide directamente sobre el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Una persona obesa vive de promedio 10 años menos que una persona delgada.

El TRATAMIENTO PSICOANALÍTICO DE LA OBESIDAD aborda las fundamentaciones psíquicas de la enfermedad e incide sobre ellas directamente. Cuestiones como el pudor a las formas femeninas, el miedo a morir de hambre, una excesiva autosuficiencia o ambición, o el mantenimiento de un blasón familiar se encuentran, en ocasiones, sosteniendo la obesidad e impiden al paciente adelgazar.

(En el año 2014 hemos publicado un libro sobre los trastornos de la alimentación Anorexia, Bulimia y Obesidad.)

 

Adicciones

adicciones

Las adicciones pueden ser a cosas (objetos materiales, sustancias), a personas (una pareja, un amigo, un familiar)  o a acciones (navegar por internet, comer, practicar sexo). Y pueden tener muchas consecuencias negativas en la vida de los adictos a nivel personal, económico, social y de salud.

Habitualmente al pensar la adicción el peso se pone en el objeto creyendo que es una cualidad del objeto la que produce la adicción. Sin embargo, desde el psicoanálisis sabemos que la adicción está sostenida por un complejo proceso psíquico que acontece en el adicto.

Las adicciones son un resultado, un producto-efecto  de un conflicto que se produce a un nivel más profundo en el sujeto.

Podríamos decir que es lo manifiesto, lo que se ve, pero no es lo que sobredetermina el problema, es el efecto de un problema.

El tratamiento psicoanalítico permite al paciente abordar a un ritmo e intensidad apropiados a la singularidad de su caso, la complejidad que subyace a su adicción partiendo de la misma para llegar a los contenidos inconscientes que la sostienen.

Estos contenidos son habitualmente tapados por la apariencia, y tienen relación con los anhelos y procesos de épocas pretéritas o actuales que no han sido bien elaborados. Si no se trabaja sobre estos contenidos, la adición no se curará y el paciente no podrá construirse otra realidad. Lo más habitual es que sustituya una adicción por otra adicción.

En sus sesiones de psicoanálisis el paciente tendrá la oportunidad de hablar con un profesional que lo escuchará de una manera científica para que pueda elaborar con neutralidad lo que le está pasando.

Algunas de las adicciones más habituales son:

–    Adicción a sustancias (alcohol, cocaína y otras drogas).
–    Adicción al sexo.
–    Adicción a internet.
–    Adicción a las personas.
–    Adicción a las compras.
–    Adicción al teléfono móvil.
–    Adicción a la adrenalina.
–    Adicción al juego (ludopatía).

Si usted padece los efectos de una adicción, no lo piense más, el tratamiento psicoanalítico le puede ayudar.

Contacte con nosotros.
Tfno. 911257747