Terapia familiar

Una familia sana y saludable también puede construirse

La terapia familiar está indicada para resolver problemas en la familia y adquirir claves para una convivencia sin conflictos donde todos los componentes de la familia puedan crecer según su proceso y ritmo vital. Libres, sanos y fuertes.

Una terapia especializada ayuda a comprender los porqués de los conflictos familiares y ofrece una manera más saludable de pensar la realidad familiar.

Si tu familia necesita claves para convivir sin conflictos podéis comenzar una terapia familiar. Llama, os atenderé personalmente.

Características de la terapia: 

  • Constituir la función padre y la función madre en la familia
  • Dejar que los niños crezcan
  • Establecer límites
  • Comprender los comportamientos rebeldes de los hijos
  • Aprender a conversar tranquilamente
  • Claves para una convivencia sin conflictos

 

CONSTITUIR LA FUNCIÓN PADRE Y LA FUNCIÓN MADRE EN LA FAMILIA

Hombre padreLa familia es el primer escenario social al que llegamos cuando nacemos.

Padre y madre son dos funciones diferenciadas que se juegan en la familia. Y que son necesarias para cuidar de los hijos hasta que crecen.

Los niños van a aprender del padre y de la madre las primeras enseñanzas y las primeras normas sociales; la manera de amar, de interpretar la realidad, de rivalizar, porque son los primeros modelos que le sirven de ejemplo con los que identificarse. Estas figuras son de gran relevancia para la estructuración de la personalidad adulta.

Los problemas de los niños tienen que ver con sus propios procesos constitutivos, con las preguntas que se hacen acerca de cómo funcionan las cosas en su vida más inmediata, acerca de la sexualidad, acerca de relación de sus padres, etc. Es por eso que una buena estructuración psíquica de los padres a la hora de ir respondiendo a las preguntas y necesidades de sus hijos va a ser fundamental para la salud emocional de los niños y de toda la familia. No se trata de buscar culpables sino de buscar soluciones puesto que también van a ser los padres los que realicen el trabajo fundamental en la terapia familiar.

 

DEJAR CRECER A LOS NIÑOS

Mujer y madreA los niños hay que dejarles crecer. Intervenir demasiado en el crecimiento de los niños, coartar su pensamiento, sus preguntas, su inquietud por el saber, perjudica su salud y su seguridad. Una educación demasiado restrictiva o demasiado permisiva puede tener consecuencias desagradables. Conviene pensar el crecimiento de los más pequeños y proveerles de los recursos necesarios.

Conversar con un profesional acerca del crecimiento de tus hijos mejora el crecimiento de tus hijos. Solicita cita. Te atenderé personalmente.

ESTABLECER LÍMITES

En la familia es muy importante tener bien marcados los límites, no solo para los niños sino para todos los componentes de la familia. La familia es un lugar donde todo se magnifica, las relaciones familiares son muy encarnizadas y pueden producirse graves catástrofes emocionales. Por eso conviene que los padres tengan claro cuáles son los límites porque la mejor manera para que los niños los aprenden es ver que los padres los respetan.

Los problemas psicológicos y emocionales en la familia se deben principalmente a la manera en cómo cada uno acepta y/o rechaza los límites.

Mostrar cuáles son los límites protege a los niños y les hace más seguro de sí mismos.

COMPRENDER LA REBELDÍA DE LOS NIÑOS

Los primeros enamoramientos de los niños se producen en el seno de la familia. La primera persona de la que se va a enamorar tanto el niño como la niña es la madre. Y van a rivalizar con el padre por el amor de la madre. Después aprenderá a amar al padre y rivalizaran con la madre por su amor. Para pasar después a una situación en la que pase de la familia al mundo.

El hecho de rivalizar con un progenitor por el amor del otro progenitor puede dar lugar a comportamientos rebeldes y obstinados. Otro motivo de rebeldía puede ser la afirmación de un carácter de la personalidad que debería ser pasajero. Si el niño permanece en la actitud rebelde puede estar en relación con alguna cuestión de la etapa constitutiva en al que se encuentra o de alguna cuestión familiar que no se ha conversado convenientemente o que está encubierta sin que la familia se haya dado cuenta de ella, más allá del comportamiento llamativo del niño que refleja lo que sucede en la pareja o familia.

Otros rivales por el amor de los padres son los hermanos. La llegada de un nuevo hermanito a la familia puede dar lugar a comportamientos celosos o envidiosos que resultan dolorosos para el niño que en muchas ocasiones no entiende cómo ha llegado el nuevo miembro y se siente perjudicado o desplazado en el amor de los padres.

Conversar convenientemente con el niño acerca de esta nueva situación familiar es muy importante para que su crecimiento y el devenir de toda la familia fluya con normalidad. Cualquier contrariedad en el comportamiento o la actitud de los padres puede dar lugar a conflictos en los niños y dificultades en su crecimiento y rendimiento.

Muchos de los conflictos entre hermanos adolescentes y adultos tienen su origen en esta rivalidad infantil por el amor de los padres.

APRENDER A CONVERSAR TRANQUILAMENTE

Gestion emociones padres

Aprender a conversar tranquilamente, eso enseña el amor. Y para dejar crecer en libertad dentro de la familia van a ser necesarias grandes dosis de amor y aprender a conversar. Los niños crecen sano cuando se les deja crecer en libertad, poniendo límites allí donde es necesario para cuidar su integridad y su vida.

Las conversaciones en la pareja forman parte de una vida saludable. No hace falta estar de acuerdo en todo, pero si hablar. La escucha especializada de un profesional hace posible que la pareja se comunique de una forma fluida y también permita la comunicación de los hijos.

Muchos de los problemas familiares provienen de no saber conversar. Se quiere poseer al otro, llevar razón, que el otro haga lo que uno quiere, etc. Pero esa vía lleva a callarse para no generar conflictos o para que no se produzca una discusión. Esto hace que los problemas crezcan en el silencio y acaben explotando en forma de síntomas. O que uno crea imaginariamente que tiene razón y su realidad imaginaria no coincida con la realidad real. Lo que acarrea sorpresas desagradables.

Conversar es un ejercicio para la salud. No se trata de contar en la familia todo lo que se hace, se trata de ejercitar el pensamiento e incluir el crecimiento de los familiares entre los propios deseos.

CLAVES PARA UNA CONVIVENCIA SIN CONFLICTOS

La Ley familiar está representada por la función del padre. En la familia debe haber ley para que no sea un caos. Y para que puedan diferenciarse las funciones y los límites entre las personas.

Cada persona de la familia es diferente. El hecho de compartir el mismo padre y la misma madre no hace que las personas sean iguales. Aceptar y tolerar esas diferencias, y los diferentes caminos de cada uno, sus diferentes gustos y aficiones, sus amistades, es una actitud que favorece la salud y el goce por la vida. Lo que es bueno para uno puede no serlo para otro y viceversa.

Tratar de imponer a otra persona lo que nos gusta genera oposición. Cuando se le quiere imponer algo al otro, se acaba produciendo el efecto contrario.

A las personas no se las puede poseer. Lo que se puede hacer con las personas a las que se quiere es amarles, dejarles crecer, que aprendan a pensar por sí mismos. Y darles ayuda cuando la solicitan.

Lo único que se puede transmitir es el deseo por algo, por eso recomendamos a los padres realizar actividades que les gusten, aficiones, trabajo, amigos. Eso hace que los niños sean más deseantes y salgan al mundo con más ganas y fortaleza.

Cuando existen conflictos entre familias políticas conviene posicionarse en la propia familia, es decir, la que ha constituido usted con su pareja, y que es diferente a las dos familias de procedencia. Seguramente quedarán aspectos importantes por construir para lo que le prestaremos una atención especializada.

Con respecto a los niños, hay que hacerles saber que los padres quieren a todos los hijos. Cuando un nuevo hijo llega a la familia hay que ayudar a los hijos mayores a aceptar al menor, ayudarle a comprender que tiene unas necesidades especiales. Las envidias y los celos son comunes entre los hermanos, no hay que incentivarlos, hay que aprender a gestionarlos.

Cuando los hijos son adolescentes, se despiertan nuevas necesidades frente a la metamorfosis de la pubertad. Los cambios que se producen conducen a un desprendimiento de los padres como objetos de amor hacia nuevas actividades y figuras sociales sustitutivas. Así como hacia formas de constitución de la personalidad adulta. La terapia familiar permite pensar los procesos de crecimiento de toda la familia.

La terapia familiar es efectiva para resolver cualquier conflicto dentro de la familia mediante conversaciones con un profesional.

Si desea conversar acerca de su familia, llame. Le atenderé personalmente.

Gestión de las emociones para padres

problemas comportamiento en niñosLA GESTIÓN DE LAS EMOCIONES DE LOS PADRES FRENTE A LOS COMPORTAMIENTOS DE LOS NIÑOS. EL TRABAJO SOBRE UNO MISMO.

En general, nadie nace con el saber de ser padre o madre. El padre y la madre han de construirse como tales en esa función.

Es muy importante que los padres sepan gestionar sus emociones frente a los comportamientos de los niños. La ira, la irritación, la frustración, la envidia, los celos, la tristeza, son algunas de las emociones frecuentes que se desencadenan en las personas y que se pueden gestionar con un entrenamiento especializado.

Leer más

 

Conciliar la función como padres y como hombre y mujer

En ocasiones, cuando una mujer o un hombre tienen que ocupar la función madre y padre, se olvidan de ejercer la función hombre y mujer, es decir, la función pareja.

En ocasiones, cuando la maternidad y la paternidad llaman a la puerta de las personas, estas se olvidan de que también son pareja de su pareja, y dejan de trabajar para esa función.

Leer más

Teorías sexuales infantiles, ¿de dónde vienen los niños?

Para un niño, descubrir de donde vienen los niños es toda una aventura. Entre el tercer y quinto año de vida se despierta en él el instinto de saber. Su constitución psíquica todavía no le permite entender el funcionamiento del aparato reproductor por eso desarrolla teorías e hipótesis infantiles acerca de cuál es el origen de su hermano pequeño o de otro niño al que acaba de ver nacer. Esta investigación infantil lo va a introducir en el goce de la investigación y va a despertar su instinto investigador.

Leer más

Problemas de comportamiento en niños y adolescentes

Problemas comportamientoLos niños y adolescentes a veces se comportan mal para ser castigados, pues el castigo calma el sentimiento de culpa.  No es que se sientan culpables después de ser castigados, es que sentían culpa y por eso se comportaron mal o infringieron la ley establecida.

La terapia familiar permite a los padres de niños y adolescentes con problemas de comportamiento aprender y poner en práctica resortes al desarrollo psicosocial del niño y adolescente y sus interacciones con iguales, mayores y menores.

Leer más