“TENGO QUE CENTRARME EN MI SALUD MENTAL”

Noticias en Salud Mental- 28 de julio de 2021

“Tengo que centrarme en mi salud mental” ha sido la frase más repetida por Simone Biles, la gimnasta estadounidense que abandona la final por los equipos en los juegos olímpicos de Tokio y deja en el aire su presencia en las finales individuales. La cuarta campeona olímpica sorprende con su retirada después de su ejercicio en el potro y dice estar sometida a mucho estrés que le impide disfrutar del esperado acontecimiento.

Caso similar al de la tenista Naomi Osaka que se retiró del pasado Roland Garrós aludiendo también a su salud mental cuando dijo “No solo somos deportistas, somos personas y en ocasiones hay que dar un paso al lado. No quería hacer algo estúpido y lesionarme”.

El psicoanálisis es un método cada vez más usado por los deportistas de élite, puesto que las presiones y altos niveles de exigencia que experimentan puede hacer que su sistema físico y mental colapse y, efectivamente, se lesione como una forma de parar. Antes de eso, es mejor retirarse como hizo la tenista, y comenzar un psicoanálisis para trabajar la salud mental.

La exigencia personal y moral que el sujeto psíquico experimenta, no es exclusiva de estos grandes deportistas. Cotidianamente las personas de a pie, olímpicos del día a día, trabajadores, empresarios, amas de casa, estudiantes, artistas, campeones en la carrera de la vida, perdedores, finalistas, principiantes, corredores de fondo en grandes maratones, levantadores de peso, boxeadores en su lucha diaria, sprinters que quieren llegar los primeros a todos los lugares, etc. son protagonistas de altos niveles de exigencia psíquicos y morales, que los estresan, asfixian y les llevan a parar de manera abrupta sus vidas, lesionándose psíquica o físicamente, enfermándose como única solución encontrada, por supuesto inconscientemente, a sus problemáticas y conflictos individuales, familiares o sociales.

A veces, la vida, se convierte en una competición olímpica, porque somos personas sometidas a fuertes poderes psíquicos además de los requisitos que la realidad impone para transitar los caminos establecidos. Si esos poderes psíquicos campan a su libre albedrío, sin entrenamiento del sujeto para direccionarlos en un sentido saludable, haciendo de ellos aliados civilizados y domésticos, la cotidianeidad puede convertirse en un suplicio, que le lleve al sujeto a no disfrutar de su vida ni de las cosas que tiene a su alcance, ni de sus relaciones, ni de su riqueza.

Otra inteligencia puede despertar en ti si recurres al psicoanálisis. Sea cual sea la competición en la que juegas, reconocerte humano te hará vivir mejor.

Si deseas que te ayude personalmente, puedes contactar conmigo a través del siguiente formulario y te atenderé lo antes posible