GUÍA PARA SUPERAR LA PÉRDIDA DE UN FAMILIAR POR COVID 19

Toda pérdida implica realizar un duelo para poder separarse de la persona desaparecida con la que se tenía una importante relación, recuerdos compartidos, sueños en común, intereses y actividades conjuntos, o lazos afectivos importantes.

La dramática situación actual por la pandemia de COVID-19 ha incluido situaciones excepcionales que han llevado a reducir y hasta eliminar el acompañamiento social y los rituales habituales que contribuyen a realizar una despedida de la persona fallecida y un duelo normalizado.

La situación imprevista, la incredulidad, la sensación de injusticia, la desesperación, la locura por no entender, la desilusión, la desgana, la rabia, la impotencia, la apatía, e incluso a veces, las ganas de morir son síntomas de que no se está superando dicha pérdida y que probablemente se está desarrollando una enfermedad por depresión o melancolía.

Los conflictos irresueltos con esa persona, las conversaciones pendientes, la culpa inconsciente por no haber podido ayudar o no haber hecho lo suficiente, una vez iniciado el bucle de la depresión en la mente, pueden arrastrar al enfermo hasta la autodestrucción y el tormento personal.

La angustia asociada a la situación traumática también lleva a algunas personas a padecer palpitaciones, sensación de ahogo, opresión en el pecho, sensación de nudo en la garganta o en el estómago, cefaleas, sequedad en la boca, disminución del rendimiento, aumento del consumo de tabaco, alcohol, etc.

En este artículo vamos a tratar de aportar algunas pautas para superar el dolor de la separación y la pérdida de un familiar o ser querido por COVID-19, sabiendo que si te encuentras en una situación patológica es necesario iniciar un tratamiento especializado:

  • No seas tan duro contigo mismo, preguntas del tipo “y si hubiera” y la búsqueda de “porqués” pueden llevarte a una búsqueda de autocastigo sin fin. Mejor hablar con un psicoanalista que te ayude a psicoanalizar y elaborar la culpa.
  • Trabaja con paciencia y con constancia en tu propio estado de salud y superación personal de la situación.
  • Respeta tu espacio y tu tiempo personal, pero permite que otras personas puedan ayudarte porque solo no se puede nada. Deja que te cuiden en la medida de lo posible.
  • Piensa que esta es una situación excepcional y que más adelante podrás realizar una ceremonia apropiada para despedir a tu familiar como se merece.
  • Leer poesía permite no solo distraerse sino también descubrir nuevos pensamientos acerca de los sentimientos humanos.
  • Retoma tu trabajo, estudio y actividades cotidianas cuanto antes. Al principio puede resultar doloroso, pero eso te ayudará a recuperar tu normalidad.
  • Realizar actividades creativas, dibuja, escribe, pinta, baila, canta, haz manualidades, cocina, ten tu atención entretenida.
  • Date el tiempo necesario para que el proceso de duelo vaya avanzando, a veces se dan pasos para adelante y otras veces pasos para atrás, no te rindas y se persistente en el camino hacia tu salud.
  • Hay personas que te quieren y te necesitan, mantén tu relación con ellos, déjate querer.
  • Cuídate físicamente: come bien, hidrátate, haz ejercicio, duerme el número de horas necesario, intenta mantener tus horarios habituales y tómate tiempos de descanso y de distracción.
  • No te abandones: dúchate, cámbiate de ropa, mantén un buen aspecto.
  • Toma el aire y el sol un poco siempre que sea posible.
  • Mantente conectado con tus redes sociales.
  • Para las emociones de tristeza, soledad, enfado, culpa, habla con un psicoanalista que puede brindarte una escucha especializada ya sabe lo que te está pasando, aunque no te diga nada, y eso te permitirá elaborar psíquicamente tu nueva realidad.

Si ya han pasado unos meses y todavía no has conseguido recuperarte o sientes que cada vez estás peor te recomendamos comenzar un tratamiento psicoanalítico.

Hablar con un psicoanalista va a hacer menos doloroso el proceso de despedida, la sensación de injusticia y el malestar asociado al día a día.

Si quieres que te ayude personalmente, puedes contactar conmigo a través de mi página web www.virginiavaldominos.com. Llevo casi 20 años cuidando la salud mental de la población y estaré encantada de atenderte.