La alcaldesa dimitida por una depresión se defiende de las críticas: “Si estuviera de baja por maternidad nadie lo habría cuestionado”

Noticias en salud mental. 7 de julio de 2021

Montse Venturós, primera edil de Berga (Barcelona), anuncia que deja el cargo pidiendo que no se estigmaticen los problemas de salud mental.

La depresión es una enfermedad muy grave y muy común entre la población y su prevalencia se ha visto aumentada durante el periodo de pandemia. “La Confederación Salud Mental España lanza una campaña en la que visibiliza el empeoramiento de la salud mental después de un año de pandemia y expresa sus reivindicaciones para mejorar la atención, especialmente en los colectivos más vulnerables”. “Según el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) el porcentaje de personas de clase baja que se han sentido decaídas, deprimidas o sin esperanza durante la pandemia, casi duplica al de aquellas que se identifican con la clase alta (32,7% frente a 17,1%). Destaca igualmente la prescripción de consumo de psicofármacos, de un 3,6% en la clase alta, frente a un 9,8% de la clase baja. Jóvenes, mujeres y personas con discapacidad, y en especial con discapacidad psicosocial, son algunos de los grupos de población que han visto más afectada su salud mental durante este año.” “Las personas de 18 a 34 años son las que han frecuentado más los servicios de salud mental, han tenido más ataques de ansiedad, más síntomas de tristeza y han sido las personas que más han modificado su vida habitual debido a esta situación. En esta línea, el CIS también señala que más del doble de las personas que han acudido a los servicios de salud mental son mujeres.”

La salud mental es una producción. Requiere de la realización de un trabajo. Suele pensarse que la salud mental viene “de serie”, sin embargo, el hombre, la mujer, abandonados a su libre designio, probablemente enfermarán, porque estar sano en nuestra sociedad significa estar bien sostenido mediante pactos y conversaciones, del mismo modo que la posición que ocupamos en el sistema de relaciones de intercambio de mercancías determina nuestra salud económica y social.

Insistimos la salud mental requiere de un trabajo. Un trabajo que cada uno puede realizar, si lo desea. Estigmatizar la enfermedad mental como si fuera algo propio de personas cualitativamente diferentes a las demás, es incorrecto. La diferencia entre la salud y la enfermedad es una diferencia de cantidad en la utilización de determinados mecanismos psíquicos normales. El caso de la alcaldesa de este municipio pone de manifiesto que todos necesitamos cuidar nuestra salud mental.

Y cuando hablamos de salud mental hablamos de la forma de vivir de cada persona, de su sexualidad, de su particular manera de renunciar a sus impulsos de deseos, de su particular manera de responder a las frustraciones sociales, de su manera de afrontar una pérdida real o simbólica, de su manera de sustituir.

A la alcaldesa le recomendamos comenzar un psicoanálisis. El psicoanálisis es un método que permite, a todo aquel que lo quiera, trabajar sobre su salud mental para vivir mejor los años futuros. La realidad es dura a veces, pero la enfermedad mental se produce en función de cómo la persona aborda esa dureza, el conflicto psíquico del que parte, las posibilidades psíquicas a su alcance. Incluso a veces, frente a una realidad completamente favorable y exitosa la persona se puede deprimir, por ejemplo. Porque las causas productoras de la enfermedad son psíquicas y es sobre ellas que hay que incidir para recuperar o producir, de nuevo, un estado saludable.

Para psicoanalizarse no es necesario estar enfermo, no hace falta llegar a ningún nivel de sufrimiento o dolor para recurrir a un profesional, cualquiera puede psicoanalizarse en cuanto lo desee.

A los jóvenes, a las mujeres decirles que existe un instrumento muy poderoso para cuidar su alma que se llama psicoanálisis. No se puede vivir sin alma, aunque los estados no la consideren, y aunque haya personas que vivan como si no la tuvieran. El psicoanálisis nos permite pensarnos, conocernos y transformarnos. Los beneficios que produce abren las puertas del trabajo y del amor y favorece las ligaduras necesarias para vivir humanamente en el sistema que el propio ser humano ha producido entre palabras.

Si deseas que te ayude personalmente, puedes contactar conmigo a través de este formulario y te atenderé lo antes posible.