TRATAMIENTO PARA EL TOC- EL YO EN EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

EL YO EN EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO -TOC-

Las inhibiciones y síntomas propios del Trastorno Obsesivo Compulsivo se producen como consecuencia de la acción y efecto de fuerzas psíquicas enfrentadas en el paciente.

Por una parte están los deseos reprimidos que forman parte del Ello, que pulsan por expresarse y que tienen que ver con tendencias infantiles inapropiadas.

Por otra parte encontramos al YO (que tiene que conciliar todas las tendencias del aparato psíquico provenientes del Ello, de la realidad y también de la conciencia moral o Superyo) que cuando una tendencia inapropiada está por expresarse, advierte que la satisfacción de esta exigencia libidinosa proveniente del Ello provocaría una situación peligrosa.

El yo anticipa la satisfacción del impulso instintivo sospechoso y le permite reproducir las sensaciones displacientes de la situación peligrosa temida, entra en juego el automatismo del placer-displacer que da lugar a un afecto displacentero que es la ANGUSTIA que da la señal de que esa tendencia libidinal ha de ser reprimida.

Cuando es un Yo fuerte lleva a cabo la represión de la tendencia peligrosa, pero cuando el Yo es débil, como sucede en el TOC, el Yo puede reaccionar de varias maneras:

– El acceso de angustia se desarrolla plenamente.

– El yo pone, una carga contraria a la carga que trata de expresarse, y la confluencia de ambas fuerzas da lugar a la producción de síntomas.

– Los síntomas y rituales del paciente toquiano son para evitar el desarrollo de la angustia de tal forma que si le quitamos el síntoma o el ritual se produce en él angustia.

Cuando en la tarea analítica intentamos aportar ayuda al Yo del psicoanalizado en su lucha contra el síntoma, la resistencia muestra que existe una labor conciliadora entre el yo y el síntoma, que es difícil desatar porque el yo tiende a incorporar al síntoma o modificarse de acuerdo con el mismo.

Por su parte, las tendencias inadecuadas del Ello experimentan una modificación de la libido a estadios anteriores de la constitución psicosexual, a la fase sádico anal (como hemos explicado en anteriores artículos publicados en este blog y que puedes consultar para una mayor inteligencia del fenómeno).

En otro artículo explicaremos cuál es el papel del Superyo en el mantenimiento de los síntomas del TOC.

Si padeces un TOC, el psicoanálisis puede ayudarte, pues atiende no solo las motivaciones y síntomas conscientes sino también los aspectos inconscientes que han dado lugar y mantienen la enfermedad.

Si deseas recibir atención psicoanalítica, puedes cumplimentar el siguiente cuestionario y me pondré en contacto contigo.

 

  1. Al enviar el formulario está aceptando nuestra Política de privacidad