¿TENGO UN TRASTORNO CONVERSIVO?

Síntomas del trastorno de conversión.

Con este artículo pretendemos difundir algunos síntomas que le permitan identificar si usted o alguno de sus seres queridos padece una neurosis, una enfermedad, en muchos casos incapacitante para el trabajo y para el amor, que muchas personas no saben que padecen y para la que existe un tratamiento efectivo que se llama psicoanálisis, que permite mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes que lo realizan, sin utilizar pastillas.

 Signos de un trastorno de conversión

Hay muchas neurosis en las que no existe angustia alguna. La histeria de conversión es una de ellas. Ni siquiera los síntomas graves de la histeria de conversión aparecen acompañados de angustia.

Los Síntomas del trastorno de conversión más frecuentes son:

  • Parálisis motoras
  • Contracturas
  • Actos o descargas involuntarias
  • Dolores
  • Alucinaciones

Por medio del psicoanálisis llegamos a averiguar cuál es el proceso de excitación psíquica perturbado al que sustituyen. Y comprobamos que en la situación primitiva (la que dio lugar a la producción inicial del síntoma) existía realmente el dolor que ahora se muestra como síntoma y que las alucinaciones de ahora fueron entonces percepciones reales.

La parálisis motora es la defensa contra un acto que en aquella situación inicial debió de haber sido realizado y que, por el contrario, fue inhibido.

Las contracturas corresponden a un desplazamiento sobre un distinto punto del cuerpo de una inervación muscular.

Las convulsiones son expresión de una explosión de afecto que ha escapado al control del normal del yo.

La sensación de displacer que acompaña a la emergencia de los síntomas, es muy variable. Casi siempre falta por completo en los síntomas crónicos que se han desplazado sobre la motilidad, tales como las parálisis y las contracturas, con respecto a las cuales el yo parece indiferente. Sin embargo, en los síntomas intermitentes y en los que afectan a la esfera sensorial (vista, oído, gusto, tacto, olfato), experimenta el sujeto claras sensaciones de displacer. Y en los síntomas dolorosos ese displacer puede alcanzar una intensidad extraordinaria.

 

Si piensa que puede estar padeciendo un trastorno por conversión, puede contactar con nosotros a través del siguiente formulario y le atenderemos lo antes posible: